Paradas

Acabo de leer cuatro poemas de Marwan

 y la siguiente señal anuncia que la plaza Fernández Ladreda está cerca.

Y eso me ha hecho pensar.

Ya no te tengo en la lista del Whatsapp para decirte que llegué.

Para que me respondas que vaya al paso de cebra de siempre,

que me esperas con tu carruaje azul.

Y eso me ha hecho pensar.

En el viaje de vuelta no voy a estar pendiente de escribir una frase que lleve a ti una sonrisa.

Ya no maldeciré la distancia que se instala entre nosotros cada noche.

Y eso me ha hecho pensar.

En la dársena de enfrente se despiden dos corazones con promesas de compartir más tiempo.

Y, esta vez, en vez de ser cómplice de ellos, esa imagen hace que la tristeza se embarque en mí.

Y eso me ha hecho pensar que,

tal vez,

debería dejar al olvido pasar.

Anuncios

Pesos

Mejor que gane la razón.

Alza como trofeo la tranquilidad que tienes hoy.

Dice que existieron pérdidas, 

como noches en vela y demasiados mensajes sin leer.

En la balanza, 

al final,

vencí yo;

porque valen más cien inviernos conmigo misma,

que otro verano perdiéndome de vista por ti.

Choque

Cuando el tiempo verbal pasa al pretérito.

Cuando las mejillas salinas se secan.

Cuando los agujeros del pecho se tapan.

Cuando en la memoria, el recuerdo de aquella tarde en el sofá empieza a empañar la discusión que la precedió.

Se produce una vuelta de campana a la razón; 

que se chocó con la soledad.

Y ahora no sé a cuál de las dos dejar ganar.

Magia

Bailes de mis dedos en tu espalda.

La memoria trabajando,

dibujando un corazón.

Escribiendo mis iniciales,

creyendo que se transformaría en algún conjuro,

proveniente su fuerza de nuestra magia. 

Conjuro que te traería siempre a mi lado.

Encima.

O debajo.

Deshacerse

Él era diez pasos a la izquierda, 

y yo me empeñaba en dar siempre cinco a la derecha. 

Alterándole todo su eje, 

haciendo que perdiera el equilibrio.

Y mientras se angustiaba, 

por permanecer sobre esa fina cuerda que llamábamos nosotros,

la cordura y el sentido llamaban al más fuerte vendaval.

“Deshaced ese ‘nosotros’

y rehaceos a vosotros mismos”.